Final del patriarcado

es no acoger el modelo que nos degrada de lucha de sexos.
es seguir en el largo camino emprendido por mujeres y hombres
para vivir con respeto y dignidad.
nunca manipulación, violencia, odio enfermizo, cuando el amor se acaba.
es custodia compartida
ser independient@s económicamente.
casarse no ha de significar quedarse en casa cuidando a los niñ@s, más allá del tiempo necesario y pactado entre pama.

sábado, 10 de diciembre de 2016

A Podemos, l@s enemig@s están dentro...que pena, los de fuera ya sabemos lo que pretenden pero los de dentro...protagonismo, cuota de poder...¿qué?

Soy profesora de Geografía e Historia a punto de jubilarme. Os he apoyado desde mi pueblecito del Maresme en todas las campañas.
 De tanto enseñar los diferentes procesos históricos, y a pesar de que me apasiona la Historia, me he vuelto escéptica en cuanto al devenir de los movimientos sociales que pretenden/pretendían acabar con un sistema injusto y corrupto. Enemigos de fuera brutales, pero los peores l@s de dentro.
Siempre ha habido un o una que ha traicionado y vendido a los de su grupo. El que más me impacto fue el de los cataros en el castillo(¿impugnable?) de Montsegur. El asedio de las tropas reales y papales lo tenia muy difícil...un traidor desde dentro les mostró el acceso secreto.

La historia está llena de estas traiciones y de enfrentamientos ideológicos estériles que a los únicos que benefician son a los poderes establecidos. Estos ya tienen establecido un sistema servil y corrupto que les funciona a la maravilla.

Las discrepancias que, en un principio, son buenas y saludables en todo movimiento, desembocan  en odios y envidias. Más tarde en enfrentamientos y rupturas. No quiero citar nombres, supongo que tod@s los podéis tener en mente, a poco que se conozca el devenir de revoluciones.
Vosotr@s de PODEMOS lo tenéis mucho peor.
Los partidos tradicionales corruptos tenían muy interiorizado que nadie les iba a disputar su dominio, que nadie les iba a hacer sombra, que podrían seguir medrando en nombre de una falsa democracia por los siglos y... apareció Podemos.
Podemos ha aglutinado gente que nunca ha creído en los partidos, desde el momento que estas en el sistema ya eres sistema (un gran reto tenéis); descontent@s por la injusticia del sistema(amnistía fiscal); con la corrupción; con la degradación de la educación de pública a clasista; una sanidad en los cubos de basura. Padres, madres abuelos y abuelas que ven como a sus hij@s, niet@s, les están robando su futuro y su dignidad...clase media abrumada por los impuestos que a otr@s han perdonado. También habrá gente con otros objetivos, supongo.
Y toda esta riqueza de ilusiones y deseos de cambiar a mejor se puede ir al traste si nos dejamos influenciar por estos medios de des/comunicación que bombardean segundo a segundo consignas e informaciones con el único objetivo de desacreditar a l@s cabezas visibles de este gran movimiento. Se les llena la boca cuando hablan de podemos o de los enfrentamientos entre sus componentes.

Siempre he pensado que los discursos deben de ir acompañados con hechos, por sus hechos l@s conocerás. Y de la incoherencia y de las mentiras de PP y PSOE sabemos mucho.
La coherencia y el respeto por tí mism@ y por l@s demás ha de ser lo más importante, que no los oropeles y privilegios autootorgados que empiezan a envolver a la clase política y la hace creerse diferente, cuando la realidad de este canto de sirena de lujo y prebendas surgen de robar a la gente trabajadora y honesta sin ninguna clase de escrúpulos.

No soy mujer de partido, no creo en las disciplinas que guillotinan la libertad, pero si creo, deseo y espero que en algún momento de la historia un movimiento de dignidad y justicia se imponga a la inmundicia y egoísmo.

No hay comentarios:

Solas, Berlin is in Germany,On connaît la chanson,En nombre de la rosa, Amistad,Antonia"s line,Juno

  • Promesas del este, Amistad,
  • Persepolis, El jardinero fiel, La pesadila de Darwin, Una verdad incomoda,La pelota vasca, De xerranques i de nenes(De marelles et petites filles),
  • El laberinto del fauno
  • el Código da Vinci

Archivo del blog