Final del patriarcado

es no acoger el modelo que nos degrada de lucha de sexos.
es seguir en el largo camino emprendido por mujeres y hombres
para vivir con respeto y dignidad.
nunca manipulación, violencia, odio enfermizo, cuando el amor se acaba.
es custodia compartida
ser independient@s económicamente.
casarse no ha de significar quedarse en casa cuidando a los niñ@s, más allá del tiempo necesario y pactado entre pama.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Violencia machista



Dos artículos han tratado el problema de la violencia machista.
Plantean dos argumentos que intentan explicar este tipo de violencia, uno habla de que es necesaria la microviolencia, o violencia de baja intensidad, -cotidiana, continua- para llegar al maltrato y muerte; el otro de la asunción y justificación de la violencia, por parte de la víctima del maltrato: " Lo que describe Sau encaja perfectamente con la violencia machista en el ámbito de la pareja (o ex pareja). En sintonía, el neuropsiquiatra Jorge Barudy explica que el drama de los adultos violentos reside en que están atrapados en un conjunto de creencias que los empujan a transgredir las leyes fundamentales que protegen la vida y la integridad de las personas con las que están ligados afectivamente. La víctima (a quien los agresores dicen querer) no solamente sufre abusos de su agresor y es traumatizada por él, sino que, además, está obligada a aceptar que la violencia, el maltrato o el abuso sexual son algo legítimo. El otro de la importancia, aún hoy en día, que la sociedad da a ser varón, la socialización en base a la preeminencia de los varones, es decir de un mundo androcéntrico está totalmente vigente, la desvalorización del cuerpo de las mujeres, de las mujeres, en los medios de comunicación es tan hiriente, por lo actual y asumido que desespera:
Paternalismos perversos. Según los estudios de género, la tolerancia y el desconocimiento respecto a los comportamientos abusivos de muchos hombres son aún enormes. La manera en que han sido socializados "como varones" les convierte en expertos en garantizar el control sobre la mujer y perpetuar la distribución injusta de derechos y oportunidades. No importa que no medie mala voluntad. Son dispositivos incorporados y automatizados en el proceso de hacerse hombres, por medio de los cuales las mujeres son, por ejemplo, disminuidas con comentarios simpáticos y paternalistas, corregidas sistemáticamente por su pareja en público, víctimas de comentarios insidiosos por parte de quien representa que las ama, abandonadas en el cuidado de personas dependientes, obligadas a tomar decisiones según la agenda laboral de la pareja en lugar de la suya propia... ¿Cuántas carreras profesionales habrán quedado truncadas este 2008? ¿Cuántas autoestimas destrozadas?

Sin embargo en ambos me llama la atención la asunción que hacen de la dependencia de las mujeres, ya sea a nivel afectivo, o como por desgracia, económico, pilar este último del primero, y que la misma sociedad, sistema económico, perpetuán, de su falta de liberta, autonomía, independencia y desvalorizando el trabajo femenino, hoy igual que ayer.
Se plantea la necesidad de dar credibilidad y autoridad a los deseos de las mujeres. Increíble, si añadimos que, casi nadie o muy pocos papás y mamás hacen nada para erradicar los condicionamientos culturales de las muñequitas y los guerreros, dan ganas de ponerse a llorar; en las escuelas la marginación en los patios por lo real, molesta, más en algunas zonas que en otras; culturas patriarcales que desprecian a las mujeres son reconocidas, asumidas y reforzadas por nuestras instituciones. Comportamientos de viejos tópicos femeninos valorizados y proyectados a través de programas infames, publicidad infame y como resultado, infinidad de mujeres que siguen viviendo de sus encantos, en fin...una sociedad tan contradictoria como injusta y, sin embargo parece que ya nos está bien.
El éxito del descrédito y desprecio del feminismo es otro logro de esta violencia intrínseca desplegada hacia las mujeres, el único movimiento pacífico, gracias al cual las mujeres, algunas mujeres, hemos recuperado nuestros derechos y dignidad se ha convertido en un movimiento caricaturizado, despreciado y desacreditado, que identifica comportamientos resultado de una cultura de degradación, por un concreto imaginario masculino,con el feminismo, y que, también por desgracia, muchas mujeres rechazan:"Me llaman feminista porque no dejo que me traten como un felpudo" frase famosa y sin embargo en lo que se ha quedado. Un gran éxito, sí señores...

No hay comentarios:

Solas, Berlin is in Germany,On connaît la chanson,En nombre de la rosa, Amistad,Antonia"s line,Juno

  • Promesas del este, Amistad,
  • Persepolis, El jardinero fiel, La pesadila de Darwin, Una verdad incomoda,La pelota vasca, De xerranques i de nenes(De marelles et petites filles),
  • El laberinto del fauno
  • el Código da Vinci

Archivo del blog