Final del patriarcado

es no acoger el modelo que nos degrada de lucha de sexos.
es seguir en el largo camino emprendido por mujeres y hombres
para vivir con respeto y dignidad.
nunca manipulación, violencia, odio enfermizo, cuando el amor se acaba.
es custodia compartida
ser independient@s económicamente.
casarse no ha de significar quedarse en casa cuidando a los niñ@s, más allá del tiempo necesario y pactado entre pama.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Monseñor o La sobrecogedora crueldad del aborto.



Cuando ves a las personas que se permiten hacer tales declaraciones, piensas en la sobrecogedora crueldad desplegada por las iglesias contra las mujeres al largo de la historia, (en algunas zonas todavía las matan en nombre de la religión) y que han afectado a la vida de las mujeres a las que que durante siglos han torturado, matado, violentado y marginado me dan ganas de gritar, reconozco que últimamente estoy muy gritona. Estoy harta de los curas que no hacen más que inmiscuirse en la vida de las personas, en la vida de las mujeres. Dejadnos tranquilas, no abortamos por frivolidad, si algunas mujeres lo hacen en diferentes ocasiones de su vida, es posible que sea, porque aún siguen bajo el yugo de la subnormalidad que la iglesia y el patriarcado ha pretendido y pretenden mantenernos. BASTA YA!!! O NOS CONVERTIREMOS EN JUEZAS DE LAS VILEZAS realizadas por muchos curas, antes impunemente y ahora con la pretensión de impunidad.
Soy una mujer vieja, como a veces me dice algún alumn@, con afán de molestar, se queda desarmado cuando no lo consigue, después de un comentario cariñoso, real, que les suelo decir, para hacerles reflexionar. Bueno a lo que iba, soy una mujer vieja y tengo un pasado y una memoria histórica y con varios de mis amigos, sobretodo, referente al tema de los abusos a menores, y a raíz de las múltiples denuncias a curas por pedófilos que han aparecido en estos últimos años, en diferentes zonas del mundo, comentábamos, me han comentado, respecto a los toques sexuales de los padres o curas, a aquellos niños que solían ir a escuelas religiosas, tenían como algo habitual. No había día que en el patio, decían, entre nosotros no nos comentásemos, ¿a quién ha tocado hoy? a fulanito, a menganito y les parecía algo habitual, normal, en su relación con los padres educadores, -a los que las famílias confiaban su educación- que les tocaran, no puedo decir acariciar, la palabra se degrada, los genitales.
¿Es por eso la sobrecogedora crueldad del aborto?

1 comentario:

Manuel Ortiz dijo...

Soy firmemente defensor del aborto. Gracias a él quién sabe si nos hemos librado de unos cuantos roucosvarelas.

Solas, Berlin is in Germany,On connaît la chanson,En nombre de la rosa, Amistad,Antonia"s line,Juno

  • Promesas del este, Amistad,
  • Persepolis, El jardinero fiel, La pesadila de Darwin, Una verdad incomoda,La pelota vasca, De xerranques i de nenes(De marelles et petites filles),
  • El laberinto del fauno
  • el Código da Vinci

Archivo del blog