Final del patriarcado

es no acoger el modelo que nos degrada de lucha de sexos.
es seguir en el largo camino emprendido por mujeres y hombres
para vivir con respeto y dignidad.
nunca manipulación, violencia, odio enfermizo, cuando el amor se acaba.
es custodia compartida
ser independient@s económicamente.
casarse no ha de significar quedarse en casa cuidando a los niñ@s, más allá del tiempo necesario y pactado entre pama.

viernes, 2 de enero de 2009

Receta ante la crisis: una zanahoria, un huevo y una taza de café



He leído en el blog sos-crise una especie de parábola para hacer frente a la crisis de una forma activa, sin dramatismos, lo he traducido, allá va:
Una mujer joven visita a su madre y le habla de su vida y de sus dificultades para pasar el día a día. No sabe como salirse, va a abandonar. Está cansada de luchar continuamente, cuando un problema se ha resuelto, aparece otro de nuevo.
Su madre la lleva a la cocina. Llena tres cacerolas de agua y las pone a hervir a fuego alto. El agua hierve rápidamente. En la primera cacerola, la madre añade las zanahorias, en la segunda los huevos en la tercera los granos de café molido. Los deja hervir y reposar sin decir una palabra.
Cuando han pasado 20 minutos, escurre las zanahorias y las pone en un bol, lo mismo hace con los huevos y el café. Se vuelve hacia su hija y le pregunta. ¡Dime qué ves!
Zanahorias, huevos y café! responde.
La madre le pide que se acerque a las zanahorias. Se acerca, nota que las zanahorias están blandas,
La madre le pide romper las cascara del huevo, lo que ella hace. El huevo esta duro.
Finalmente, la madre le pide a su hija que pruebe el café. Su hija sonríe al saborear el aroma del café y le pregunta ¿Adonde quieres llegar?
La madre le explica que cada uno de estos objetos hace frente a la misma adversidad: el agua hirviendo. Cada uno reacciona de forma diferente. Las zanahorias llegan fuertes y duras, sin embargo, después de hacer frente al agua hirviendo se han vuelto blanduchas. Los huevos eran frágiles y después de pasar por el agua hirviendo se han endurecido. Los granos de café eran únicos,respecto a ellos. Después de haber estado sometidos al agua hirviendo, han cambiado el agua.
¿Cual eres tú?¿ Cuando la adversidad llama a tu puerta como reaccionas, ¿Soy la zanahoria que parecía fuerte pero que se ablanda y pierde su fuerza delante del dolor? ¿Soy el huevo maleable pero que cambia cuando la situación se calienta?¿Tengo el espíritu fluido pero delante de una ruptura, una dificultad financiera u otro desafío me vuelvo dura y cerrada, con un corazón de piedra?
¿O soy un grano de café?El grano, efectivamente, cambia el agua caliente, la circunstancia que lleva el dolor. Cuando el agua se caliente el suelta su agradable aroma y su sabor. Si eres como el grano de café, cuando las cosas parecen estar peor, te conviertes en algo mejor y cambias la situación alrededor tuyo.
Acaba preguntándonos, cuando las cosas son oscuras y las dificultades crecen ¿te sitúas en otro nivel? Como reaccionas ante la adversidad, ¿Eres una zanahoria, un huevo un grano de café?
Puedes tener la suficiente paz para mantenerte sensible ante los desafíos, mantenerte fuerte ante los retos y la esperanza suficiente para ser feliz?
¡Seamos todo granos de café!
A cada cual su lectura, pero es bueno reflexionar sobre nosotr@s mismos y nuestras reacciones ante el mundo que se nos echa encima.

No hay comentarios:

Solas, Berlin is in Germany,On connaît la chanson,En nombre de la rosa, Amistad,Antonia"s line,Juno

  • Promesas del este, Amistad,
  • Persepolis, El jardinero fiel, La pesadila de Darwin, Una verdad incomoda,La pelota vasca, De xerranques i de nenes(De marelles et petites filles),
  • El laberinto del fauno
  • el Código da Vinci

Archivo del blog